Centroamérica: un destino ideal para hacer turismo en la fase de reapertura post COVID19

Los países que conforman Centroamérica y República Dominicana se encuentran en la fase de reapertura de sus fronteras, luego de verse obligadas a su cierre, como una medida preventiva, ante los efectos causados por el Coronavirus.

La región se caracteriza por ofrecer a los turistas un significativo número de atractivos naturales, increíbles paisajes, y abundantes historias de culturas ancestrales que la vuelven mágica e inigualable.

Es por ello, que mediante la fase de recuperación post COVID-19, los países apuestan nuevamente a la reinvención del turismo, a través de la exploración de actividades al aire libre, que no implican un riesgo de contagio por su bajo nivel de aglomeración que garantizan distanciamiento social en espacios abiertos; ya que, se enfocan en su gran mayoría a la visita de lugares que estén en contacto con la naturaleza.

A continuación, se enlistan algunas de las actividades que las personas podrán realizar según sus intereses, al momento de realizar turismo en la región:

Canopy o tirolesa

Los tours de canopy están enfocados para los más aventureros, ya que ofrecen una dosis de adrenalina que los más intrépidos no se querrán perder. Con esta actividad podrán apreciar las vistas espectaculares de los distintos bosques de la región.

Windsurf

Para los amantes del surf y las actividades acuáticas, es una muy buena alternativa. El windsurf consiste en desplazarte sobre el agua, a través de una tabla de surf que incorpora una vela y es muy sencilla de utilizar. Las playas del Caribe de la región son un lugar perfecto para practicar este deporte, ya que cuentan con distintas zonas donde el mar y el viento son más fuertes, ideales para quienes deseen incursionar en esta actividad.

Nadar en piscinas naturales

Centroamérica es una de las regiones con mayor diversidad natural. En ella, se esconden pequeños paraísos, nunca antes vistos; y en los que se pueden encontrar, piscinas naturales, ubicadas en medio de bosques tropicales. Los países de la región cuentan con atractivos acuáticos, llenos de magia, en los que podrás apreciar sus aguas cristalinas y cuevas subterráneas.

Camping

El camping es unas de las experiencias que más ayudan para que los viajeros se conecten con la naturaleza. Es ideal para escapar de la rutina y el estrés provocado por las medidas de confinamiento vividas en tiempos de COVID-19. Un descanso de la tecnología y las actividades de la ciudad pueden generar bienestar. La región posee sitios increíbles para acampar, y en los que los turistas podrán apreciar de la biodiversidad.

Rafting

Esta es una actividad sumamente emocionante y llena de mucha adrenalina. El rafting consiste en el descenso en balsa de río con un cierto grado de turbulencias. No es necesario tener experiencia para poder participar. La región tiene un sinfín de diferentes cuerpos de agua donde los más extremos podrán tener la opción de vivir esta experiencia. El entorno natural y los bosques a las orillas del río provocan que este recorrido sea una completa aventura.

Excursionismo

Realizar un recorrido a través de paraísos naturales es una de las opciones que puedes tener en cuenta para estar en conexión con la naturaleza. Los países de la región ofrecen desde selvas tropicales y bosques nubosos hasta junglas y vertiginosos picos de montaña que ponen a prueba a los más aventureros.

Snorkel

El snorkel es un deporte acuático, que puede ser practicado tanto por niños como por adultos. Esta es una gran idea para sumergirse en la belleza y apreciar junto a familia o amigos los tesoros que se esconden bajo la superficie marina. Centroamérica y República Dominicana son el destino ideal para nadar entre majestuosas aguas cristalinas, repletas de una diversidad de peces, que serán parte de los recuerdos que los viajeros nunca olvidarán.