Patrimonio de la Unesco
Patrimonio de la Unesco
  • En tan solo 523.000 km2 de superficie, los 7 países de Centroamérica ofrecen 16 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Son parques nacionales, ciudades coloniales y culturas vivas que no puedes dejar de visitar. Rincones del planeta repletos de una belleza heredada del pasado, para cuidar y disfrutar en el presente y poder transmitir a las futuras generaciones.

     

    Asimismo, hay un patrimonio vivo, reconocido por la UNESCO, que se expresa en forma de tradiciones y expresiones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, técnicas artesanales y otros medios.

Conservación de la naturaleza

Si buscamos joyas de la naturaleza dentro de la lista de la UNESCO, en Centroamérica encontramos cuatro reservas y cuatro parques nacionales.

 

Las reservas son: la Reserva del Arrecife en Belice, un destino para buzos de todo el mundo que vienen atraídos por las aguas cristalinas del Mar Caribe y la riqueza de la vida en el arrecife de coral; la Reserva de La Amistad, compartida por Costa Rica y Panamá, con una gran cobertura boscosa donde habitan algunas comunidades indígenas; la Reserva de la Biosfera de Río Plátano, en Honduras, que cautiva por su gran biodiversidad de ecosistemas formada por pantanos, manglares, sabanas y bosques de pino, tropicales y enanos y la Reserva de la Biosfera de Isla de Ometepe, dentro del Lago de Nicaragua vigilada por dos volcanes.

Si nos adentramos en los Parques Nacionales, encontramos 2 en Costa Rica: el Parque Nacional Isla de Coco, un territorio oceánico con una gran biodiversidad, y el Parque Nacional Guanacaste creado para proteger los bosques tropicales en las laderas de los volcanes Orosi y Cacao. Los otros 2 parques, el Parque Nacional Darién y el Parque Nacional de Coiba están en Panamá. Darién es el mayor parque de toda Centroamérica y Coiba es una zona de protección de ecosistemas marinos, insulares y costeros.

 

Conservación de los sitios culturales

Centroamérica destaca por su fusión de culturas y al hablar de Patrimonio Mundial Cultural hacemos referencia a los yacimientos arqueológicos, parques, ruinas, ciudades y fortificaciones.

 

Para conocer la cultura maya puedes visitar el yacimiento arqueológico Joya de Cerén en El Salvador, el Parque Nacional Tikal y el Parque Arqueológico y las Ruinas de Quiriguá, ambos en Guatemala, donde encontrarás algunos de los restos más importantes de esta antigua civilización. Por último, la ciudad de Copán, en Honduras, es el asentamiento maya más estudiado y mejor conservado.

Si te interesa la herencia de las antiguas colonias, en Nicaragua tienes las Ruinas de León Viejo, pertenecientes a uno de los asentamientos coloniales españoles, y la Catedral de León de Nicaragua donde descansan los restos de Rubén Darío. En Panamá puedes visitar las Fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo que se utilizaron para la defensa del ataque de piratas y corsarios y el yacimiento arqueológico de Panamá Viejo. Además, no te puedes olvidar de la Antigua Guatemala, una ciudad situada en las montañas centrales del país, famosa por su bien conservada arquitectura renacentista española.

 

Conservación de los patrimonios vivos

Son tradiciones que se transmiten de generación en generación, recreadas constantemente por las comunidades, que infunden un sentimiento de identidad y promueven el respeto por la diversidad cultural y la creatividad humana.

 

Dentro de esta clasificación del Patrimonio Cultural Inmaterial, muestra de la diversidad y la conservación, Centroamérica cuenta con cuatro de las manifestaciones culturales incluidas en la lista: la lengua, la danza y la música de los Garífuna, grupo étnico que reside actualmente en Belice, Guatemala, Honduras y Nicaragua, la tradición del teatro bailado Rabinal Achí en Guatemala,  el Güegüense de Nicaragua y la tradición del boyeo y las carretas en Costa Rica

photo